COMPARTIMOS LA MISMA ESENCIAPareja_de_Lobos-interno-large

Todo es Uno y Uno es Todo.

Entrar en comunión con otro Ser significa conectar con el Universo y hablar el mismo lenguaje.

La Esencia de cualquier ser vivo es la misma, todo está conectado y en Comunión.
Los animales son nuestros hermanos y compañeros.

Nuestra esencia es la misma.

Conectar y reencontrarnos de nuevo con la Madre Tierra y todos sus habitantes, sin despreciar a ninguna especie. Convivir en armonía, en equilibrio, con una mayor fluidez, aprendiendo y respetándonos los unos con los otros.

La Tierra es nuestro refugio y nuestro albergue. Es nuestro hogar, y como tal, es responsabilidad de todos nosotros cuidarla y respetar a sus habitantes, sin subestimar ninguna especie.

Debemos evolucionar hacia una unión espiritual, reencontrándonos con nuestros hermanos los animales y la naturaleza, respetando a todas las criaturas.

Los humanos no somos superiores, el Planeta no nos pertenece, no estamos solos.
Las ansias de poder y dominación del hombre son armas poderosas y destructivas.

Son muchas las veces que la Tierra se tiñe de rojo sangre, sembrando el miedo, el dolor, la desesperación, la destrucción y la muerte.

Cuanta más gente entienda que los animales poseen una amplia gama de emociones, una vida emocional rica y que sobre todo, son capaces de sentir, de sufrir física y psicológicamente, antes seremos capaces de cambiar el modo en que millones de ellos son injustamente tratados. Al igual que nosotros están en el Planeta en la Red de la Vida, y junto a nosotros son compañeros de viaje, hemos de respetarlos y permitir que sean ellos mismos.

La mayoría de las personas se niegan a aceptar y reconocer el grado de explotación y abuso que sufren los animales, e incluso, llegan a pensar que utilizar a los demás animales no es malo, o no tan malo… Ni saben, ni quieren saber las atrocidades que con ellos se cometen ( experimentación en laboratorios, granjas factorías, circos, zoos, acuarios, crueles tradiciones, caza… )

Es responsabilidad nuestra, asumir una actitud activa y no pasiva, para hacer de este mundo un lugar mejor para todos.

Es absolutamente necesario que la sociedad se cuestione la utilización que hacemos de los demás animales.

Nosotros no somos mejores, ni estamos por encima, ni nuestras vidas son más valiosas.

Los animales tienen un valor moral intrínseco en sí mismos. Para ellos su vida es tan importante como para nosotros la nuestra. Tienen intereses y valoran su propia conservación, su bienestar, su libertad… Al igual que nosotros quieren vivir y ser felices

No hay ninguna razón que justifique someterlos y dominarlos.

La capacidad de sentir nos hace iguales, nuestra esencia es la misma.

 

(Artículo propiedad de Associació Essència Animal).