CONEXIÓN ENTRE LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES Y LOS HUMANOS. Serial-Killers

” La crueldad hacia los animales no es una válvula de escape inofensiva en un individuo sano… Es una señal de alarma… “ ( Supervisor y Agente Especial del FBI Allen Brantley.)

 

“Los asesinos… muy a menudo son niños que nunca aprendieron que está mal sacarle los ojos a un cachorro”.

Robert K. Ressler, supervisor del F.B.I

 

Keith Jesperson Hunter, asesino en serie conocido como el “Asesino del Rostro Feliz” por las caras sonrientes que dibujaba en sus cartas a los medios y fiscales, escribió desde la Prisión del Estado de Oregón estas palabras:

“Es la misma sensación si estrangulas un animal o una persona.

Ya has sentido la presión en el cuello mientras intentan respirar. Estás estrujándoles la vida a esos animales y no hay mucha diferencia. Lucharán por sus vidas igual que lo hará un ser humano. Llega un momento en que matar ya no significa nada.

Ya no me interesaban los animales y empecé a buscar víctimas humanas.

Lo hice. Maté y maté hasta que me pillaron.

Ahora pago por ello durante el resto de mi vida.

Deberíamos parar la crueldad antes de que se transforme en un problema mayor, como yo.”

 

Las investigaciones realizadas por profesionales en la materia, psicólogos y criminólogos, determinan que los individuos que cometen este tipo de abusos con los animales, continúan con los humanos.

El FBI determinó que el maltrato a los animales es una característica común en violadores y asesinos.

Los estudios realizados, demuestran que la gran mayoría de los criminales agresivos y asesinos en serie, maltrataron y asesinaron animales en su niñez y juventud.

El abuso hacia los animales no es simplemente un “detalle más” en la personalidad del individuo, sino un gran síntoma de desorden mental.

El vínculo que existe entre los individuos que practican la violencia hacia los animales y hacia los humanos, debe ser motivo de alarma y preocupación.

 

Teniendo en cuenta que asesinos, violadores, criminales… cometen las agresiones hacia los animales siendo niños, para con el tiempo pasar a ejercerlas con gran brutalidad sobre las personas, no hay que pasar por alto el maltrato que un menor pueda ocasionar a un animal en su niñez y juventud.

Los estudios demuestran que la inmensa mayoría de asesinos y criminales fueron maltratados en su niñez, e ignorados por sus padres y familiares.

Hay que buscar señales de violencia, agresividad y maltrato dentro de las familias, alertar a educadores, maestros, hablar con esos padres y comunicar los hechos a las Autoridades competentes.

No hay que ignorar estos actos, la sociedad debe reconocer que el maltrato hacia un animal, por mínimo que sea es inaceptable, y nos pone en peligro a todos.

Debemos promover una educación positiva, basada en una relación saludable entre los niños y los animales, los adultos y los animales, para que la sociedad evolucione hacia conductas bondadosas, respetuosas y compasivas con todos los seres vivos.

 

(Artículo propiedad de Associació Essència Animal).